Batman vs Superman; Dawn of Justice – Mi opinión

 

AVISO IMPORTANTE: Éste artículo contiene SPOILERS de escenas y hechos acontecidos en la trama de la obra a comentar, por lo que si aún no la has visto y eres de los que se echa las manos a la cabeza y clama al cielo jurando venganza, mejor no lo leas. O al menos, no digas que no te avisé..

bat_mtanEl pasado 23 de Marzo se estrenó en nuestros cines la ya archifamosa cinta Batman vs Superman; El Amanecer de la Justicia. Y pasa y resulta que, como ya la mayoría os habréis dado cuenta ya, está siendo una de las películas más polémicas del género, tendiendo las opiniones de los fans a polarizarse. Y es que una vez más el cineasta Zack Snyder no ha dejado indiferente a nadie…

Dicho ésto, paso a dar mi opinión. Pero antes quiero dejar claro que no es más que eso, mi opinión personal, seguro que habrá muchas otras pero por encima de todo, promovamos la discrepancia respetuosa.

En primer lugar quiero decir que me gustó. Más de lo que me esperaba, de hecho, y a pesar de las muchas opiniones negativas que había oído. Pero eso es algo muy diferente a que la considere una buena película. Es una película de acción, de superhéroes, llena de personajes icónicos, con extraterrestres y con unos fantásticos efectos especiales. Sólo por eso ya se gana mi simpatía, que queréis que os diga, siento debilidad por las películas “palomiteras“. Dicho esto, creo que aún así deja bastante que desear…

En primer lugar, creo que hablo en nombre de muchos si digo que el hecho de que éste Batman se quite criminales de en medio como si de Albanokosovares a manos de Liam Neeson se tratara es algo que desvirtualiza el personaje por completo. Pese a no ser de mis personajes predilectos, creo que el férreo código de conducta del que siempre hizo gala Bruce Wayne en contra del asesinato era uno de los puntos fuertes que hacía interesante al Caballero de Gotham.

Me parece también, (y aunque esto lleve siendo así desde siempre) que el hecho de que Superman oculte su identidad secreta tras unas gafas de pasta podía estar bien en la Era Dorada del Cómic, pero en el siglo en que vivimos el efecto conseguido es que el único de toda la película que no parece BORDERLINE es Lex Luthor. O al menos, un tipejo bajito y con un pelo lacio con flequillo y serios problemas de décifit de atención/ brotes psicóticos selectivos en momentos dramáticos que ha suplantado su identidad. Podría llegar a entenderlo si nuestro kriptoniano en cuestión no se dedicase a asomar la cabeza cada vez que hay que bajar un gato de un árbol, dejando más que patente su vinculación con Lois Lane y por consiguiente su nombre y apellidos (incluso si llevara máscara) para todo aquel que sepa sumar dos y dos. Pero es que aquí el amigo se presenta en el capitolio, delante de la televisión y toda la prensa del país y al día siguiente vuelve a chupar tintas al Daily Planet como si nada.

Pero pasemos al verdadero pastel; La peli comenza con una excesiva cantidad de hilos argumentales repletos de diálogos forzados por parte de unos personajes que tratan innecesariamente de reafirmarse en su propia relevancia, como creando una expectación durante toda la primera mitad de la cinta que finalmente no parece llevar a nada concreto. Como ejemplo más destacable de ésto pondría la parte en la que Luthor inicia una especie de guerra burocrática por la aprobación de armas disuasorias de kriptonita contra Superman, a la cual se le dan muchas vueltas para finalmente quedar en nada e “ingeniárselas ” para que lo mate Batman, sin absolutamente ningún motivo aparente. Podríamos pensar que la iniciativa de la kriptonita podría tener un uso político al ser en ése supuesto el único que podría controlar a Superman, pero no, parece que en algún momento le pisó un callo y el bueno de Lex juró que no descansaría hasta mandarlo a criar malvas.

Pero no pasa nada, por que él no es el único que genere tensiones por conveniencias del guión. En un alarde de hipocresía sin precedentes, ambos protagonistas tendrán roces constantes por razones a cada cual más descabellada. A superman no le gusta Batman porque, al parecer, no le parece bien que alguien alguien se tome la justicia por su mano (¿¿¡¡¡De verdad!!???), y éste le cae gordo el primero porque se lo ha dicho una visión extrasensorial de un posible futuro postapocalíptico en el que Superman se convierte en el verdugo de la humanidad (fruto de una más que probable y descontrolada automedicación, supongo…)

Aunque, para ser justos, tampoco se odiaban tanto, para qué nos vamos a engañar. No hay nada como la afortunadísima casualidad de que tu madre se llame igual que la de tu archienemigo para convertirlo en muy mejor amigo. Menos mal que Lois y su afinadísimo oído de ocho kilómetros de alcance (cómo si no se explica que se estuviera enterando de esa conversación susurrrada entre jadeos) se nos aparece oportunamente para explicárnoslo, porque de lo contrario no habríamos captado todo lo atrozmente pueril que resulta la escena.

Hay además un sinfín de detalles mal planteados o directamente incoherentes, pero creo que he dejado claro sobradamente mi punto de vista. Ahora pasemos a lo que me ha parecido bueno (si, hay parte buena); En primer lugar y pese a su práctica irrelevancia en la trama, la puesta en escena de Wonder Woman es espectacular, es para mí la verdadera heroína de la película. Lo cual me recuerda también a la escena en la que presentan al resto de la futura Liga de la Justicia de la Warner (Aunque eché muy en falta a Linterna Verde); Me gustó mucho ese momento y hasta consiguió ilusionarme con la inesperada aparición de Cyborg. También hay que reconocer que, pese a no tener absolutamente nada que ver con Acuaman, Jason Momoa haciendo de guineano subacuático badass mola más que (o casi tanto como) Stan Lee montado en velocirraptor. También es muy de mi agrado la ingente cantidad de “Easter Eggs” que contiene (me encantó la clásica portada de Superman pegada en el muro del monumento), y Ben Affleck me convenció bastante con su actuación pese a mi excepticismo inicial, así como Jeremy Irons en el papel de Alfred.

En resumen, ya que perdí cualquier esperanza de que la película fuera buena poco antes de empezar a verla, al menos consiguió ser razonablemente entretenida. Es por eso que la salvaría de la quema otorgándole un 5/10 raspadísimo, pero no me lo preguntéis dos veces que todavía estoy dudando.

Un saludo a tod@s, y gracias por leer!

Añadir a favoritos el permalink.

Un Comentario

  1. Pingback:Nace Probeta Lúdica | Deus X machina RPG

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *